Limón Tahití

El fruto es ovalado, obovado, oblongo o corto-elíptico, generalmente redondeado en la base, ocasionalmente acanalado o con cuello corto, el ápice es redondeado con un pezón chico, es de color verde intenso hasta que madura, cuando la piel se convierte a color amarillo pálido, lisa, delgada, aferrada fuertemente, la pulpa es de color amarillo verdoso; claro, cuando está maduro, pero sin el aroma característico del limón criollo, por lo general sin semillas, rara vez con una o unas pocas semillas, especialmente si se siembran entre otras especies de cítricos. Las flores del limón Tahití no tienen polen viable.